Copper worries


El pánico se está adueñando de las paredes, y se esconde tras las puertas del despacho. Pánico provocado por las continuas subidas del cobre. Véase cuadro. Tensión en cada uno de los pasos dados y no dados. Silencios administrativos. Cabezas gachas. Miedo. El pánico es en las altas esferas, donde ven deshilacharse los flecos del cash-flow, los deadlines no se alcanzan y las ofertan menguan su validez hasta lo imposible. Los periódicos dan cuenta de robos de camiones cargados de cobre y níquel.
La zozobra mancha otros ámbitos también: nerviosismo, temores, insatisfacciones. Silencio.
La quietud zen se cuela y escapa por el desagüadero del día a día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s