Joyce’s grandson

“If my grandfather was here, he would have died laughing,” he likes to say. At a 1986 gathering of Joyceans in Copenhagen, he explained that “Dubliners” and “A Portrait of the Artist as a Young Man” can be “picked up, read, and enjoyed by virtually anybody without scholarly guides, theories, and intricate explanations, as can ‘Ulysses,’ if you forget about all the hue and cry.”

De un artículo que NewYorker dedica al nieto de Joyce, Stephen Joyce.

Es en efecto lo que creo: la gran literatura es de todos, como es de todos el mar. Todo el mundo puede leerla y disfrutarla, lo cual no quiere decir que todo el mundo ahonde por igual: los habrá que se bastarán con el dibujo de las cabritillas de espuma que zascandilean en superficie. Y otros que sabrán mirar en profundidad como si hiciesen inmersión.

El mar, como las bellas letras, es de todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s