Animales en casa

Hace dos horas, de las telarañas del sueño me han sacado los chillidos de los vencejos que, creo, anidan encima de mi dormitorio: sobre las cinco, cinco treinta, inician un estrépito de pitos y silbos a seis voces que preludia el día, cada día de la semana, desde que empezara la Primavera. A pesar del cansancio, cuando me despiertan y antes de dormirme otro ratito, me digo que es un lujo contar con un despertar así.

Y desayunándome en el despacho, hojeando la prensa matutina, doy con este artículo: The Consolation of Animals – Happy Days Blog – NYTimes.com.

Entresaco esta frase, “But work isn’t, after all, the only important thing in our lives”, cuando aún estoy desnudo, cuando aún no he terminado la taza de café, cuando aún siento el cansancio del viaje de ayer a París tras el partidazo (“Un vrai bonheur”, titulaba L’équipe a cinco columnas), cuando aún no me he puesto la corbata de hoy, cuando voy pensando en lo que me gustaría hacer, y con quién, y mientras apunto las segundas y terceras partes que aún no he escrito, y mientras apunto las ideas básicas de tres otros posts que quisiera tener tiempo de escribir, sobre París de nuevo, sobre el restaurante Sébillon, sobre Vueling y las tres horas de retraso en Charles de Gaule que me chupé ayer, sobre el Delta del Llobregat y su fauna, y su playa,… ¡Ay!

Lo dicho: “But work isn’t, after all, the only important thing in our lives.”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s