Dietario de voces ajenas

[Vestíbulo de un hotel en Dubai, 19h04 entre semana. El viajero sale a ratos al exterior a fumar. Luego vuelve a ocupar uno de los sofás bajos del lobby y abre con desidia una revista con la que pretende entretener la espera. No lejos de él se sienta una mujer negra, de 30 años bien puestos, mirada franca y pechera escotada. Por alguna razón, él intuye que ella es francófona.]

[Viajero, al cabo de un momento de cruzar con ella miradas discretas:] –Vous attendez quelqun?
[Prostituta:]–Peut-être vous.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s