Wishlist

Ver cómo el sol se pone a la sombra de un gran roble.

Crecer con la mansedumbre del herbazal en las cumbres.

Clavar con adjetivos las voces de la memoria.

Comer con hambre ahíto, y dar las gracias luego.

Encontrar la luna llena en un vientre de mujer.

Escribir en la pared: Je suis moy mesme la matière de mon livre.

Coger un pedernal, sopesarlo y admirarlo, y hallar un mundo entero en él,

y tirarlo luego lejos, de un gesto limpio, sin miedos.

Morir de amor sin agonías, llevado por el viento.

Subir al monte, recorrer mi tierra, en mi piel ser libre.

Desperezarse y regolfarse en el recuerdo de la calidez

de una noche compartida en mitades proindivisas.

Bajar del monte y de la luna y estrenar sin atropellos el día,

la playa, el tiempo, la laguna, la fuente

que mana a los pies del roble viejo,

y beber de todo sin ansia ni prisas.

Y no necesitar más.

El roble viejo, el agua y la vida…

Via, vita, veritas. No más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s