Versos para el frío del día de después

Hay un fulgor de luz en cada piedra
Que vamos encontrando en el camino,
Ya sea en verano o entre nieblas
De los inviernos que paso contigo.

Como soñado ideal de primavera,
Que a cada paso crece y se rompe
Con desespero de risa venidera,
En mitad del camino y de la noche,

Hay un tibio rencor de dura piedra
En el calor de nuestra cama sin hacer
Que las ganas que tengo no desvela.

Luchando por gozar tu esquivo placer,
Sïempre se me escurre entre las telas
De tus adentros, mi agotado querer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s