Apuntes sobre el s. XVI español

[Sé que tengo pendiente un apunte sobre la poesía del Renacimiento español: ni se me olvida ni me pongo a ello. Todo llegará.]

Pero hoy quisiera compartir una de esas casualidades que hacen que la vida sea bella. Y no se trata de hablar de la bienaventuranza de hablar con la mujer que has amado en el tren de cercanías durante días y que da el paso y te sonríe en una fiesta donde no pensabas encontrártela. Es más freaky.

Ayer noche encontré en un estante un libro que, durante el primer barrido bibliográfico sobre el s. XVI que hice en casa, se me había escapado. Se trata de un librito del 1964 de J. Rubió i Balaguer que lleva por título La cultura catalana del Renaixement a la Decadància, y que contiene unos cuantos artículos y conferencias en torno a los años que me ocupan.

Barcelona, durante la estancia del Emperador, en 1529, fue la capital del Imperio. La ciudad, de unos 6500 fuegos censados por aquel entonces, esto es: unos 35.000 habitantes, fue sede de la Corte, y reunió en sus murallas a lo más granado de la cultura y a los más picajoso de la política europea. Y reseña en una de las conferencias Rubió i Balaguer cómo los edictos imperiales, por ejemplo los relativos a la dieta de Worms, se imprimían aquí en alemán sin que los cajistas tuvieran la doble-uve, que las imprentas en la Península no tenían. Barcelona fue entonces capital del Imperio, como otras muchas ciudades de la península y de Europa durante el reino de Carlos V a quien hubieran podido apodar el itinerante.

Para dar cuenta del mundillo literario-editorial del momento, Rubió i Balaguer menciona una y otra vez una recopilación de Documentos para una Historia de la imprenta y las librerías de Barcelona 1474-1553 de un tal Madurell Marimón. Y no teniendo con quien compartir la velada, me meto entre sábanas con Carles Amorós, impresor, con Miquel May, con Granvela, con Boscà, con Garcilaso… todos personajes que, por una u otras razones se hallaban en la ciudad con la Corte, algunos residentes habituales, y otros de paso yendo o volviendo de guerras o misiones diplomáticas…

Leo y subrayo nombres, fechas y citas, apunto unas cuantas ideas que podrían dar fruto y que, narcóticamente, han trenzado la última lectura con el principio del sueño sin solución de continuidad y deleite máximo… y despierto a la mañana, y me voy a mis asuntos en la ciudad.

Aparco en Aribau, y bajo andando hacia la el edificio histórico de mi Universidad. Una etimología debía ser resuelta, y se imponía una consulta al Diccionario Etimológico de Coromines. Volviendo al coche después de mis gestiones en el alma mater, en una de las librerías de viejo subiendo a mano derecha, veo un tomazo de 1000 páginas. Es el libro de Madurell Marimón. ¡Coño! En efecto, es el libro que anoche Rubió i Balaguer mencionaba… y en efecto: introducción y notas a cargo suyo, puedo leer en la portada. Editado por el Gremio de Editores de Barcelona.

La sinapsis fulge con la sorpresa, me deja varado frente a la tienda, pensaroso, nemoroso, denso de ideas que de golpe se aglutinan y quieren ser paridas todas a una.

Hay una excitación en todo ello. Hay un clamor de verdad, límpido como el cristal, que se abre con telúrica fuerza, que me subsume en misterios, los de la creación, que me abrazan y abrigan de las temperies. Me apoyo en una pared, apunto, apunto, apunto, garabateo, trazo líneas, sueño, apuntalo ideas que de golpe se articulan, se crecen, se despliegan dentro de mí. Sonrío.

El librero se asoma. Le miro; me mira.

Para romper el silencio, pregunto el precio.

Me contesta. Doy las gracias. Me aparto, sigo andando.

Sigo alucinado, con la mente en Babia, en el Cagadell Vell, en Nápoles… esquivando sin mirar los silencios espesos de los alcorques inundados de después de la lluvia; y me meto en el coche.

Con la primera marcha trato de recordar: ¿Ha dicho 350€?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s