Garrulus Glandarius

El descojone llegó luego, en casa, comprobando la identificación. No había oído jamás nombre latino tan ridículo. Garrulus Glandarius parece un nombre de personaje de Asterix.

Corresponde, sin embargo, a un precioso pájaro que hoy he visto por primera vez. Dos ejemplares chitando escandalosamente y cruzando el cielo de un lado al otro. En un medio-giro de uno de ellos he podido ver el colorido de las alas: un relámpago de luz. ¡Azules! Son pequeños córvidos bastante tímidos.

En catalán recibe el nombre de gaig. En castellano es un arrendajo.

Estas láminas de ornitólogops son preciosas, sí, pero… en realidad a los pájaros los ves a contraluz, por breves segundos (o décimas de segundo!), a medias porque una rama te tapa la cola, por ejemplo…
Son más bonitos en los libros (o en National Geographic) que en la realidad. Pero lo bonito no es salir a “cazar”. Lo bonito es salir.
Esta mañana a las 09:00 salía de casa, a las 11 desayunaba en el Coll de Tascó, a las 13h00 coronaba el Samont (1.272 m y una limpísima ventolera, con el mar a un lado, el Pirineo de nieves orlado detrás, los bosques del Montseny, los Cingles del Bertí, La Mola, Montserrat, a lo lejos las sierras meridionales… casi todo el país a mis pies) y he vuelto bajando Sant Elies para volver a casa a las 16h30.
Mi paupérrimo estado de beatitud me permite estas saludables curas de soledad reflexiva y marcha consciente para purgar los excesos de noches previas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s