The Naked Truth

Las cosas ocurren cuando tienen que ocurrir; los libros se abren en los momentos oportunos, y se cierran cuando tienen que cerrarse. También el día amanece y se pone el sol a sus horas concertadas. A las ocho de la mañana abre la panadería, tintinean las campanillas de su primer cliente.

Leo en los periódicos de hoy noticias de mañana. Escribo hoy las letras de ayer, o de pasado mañana. Miro cuadros y dibujos de Egon Schiele. La verdad desnuda de sus muchachas duele: esos sexos grandiabiertos, escuálidos trazos de hambre y menesteroso deseo. Retortijones de sábanas y melenas bizcas como los pezones de esta mujer reclinada. Contorsiones limpias e impúdicas, trazos vigorosos, finos y limpios; bisectrices del sexo abiertas en escuadra.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s