Fragmentos de un texto por venir, o viniente, o simiente



Sensación de extravío. Miento; mintiendo, tal vez halle mi camino, una simple traza sobre la hojarasca, un sendero entre campos, resiguiendo laderas, subiendo y bajando lomas, acompañando ríos con la paciencia de los gerundios. Buscando (inventando) la clave que nunca se ha de hallar.


La clave está en el disfrutar. Hallar de vez en cuando locuciones felices como esta que acaba de escapárseme: con paciencia de gerundio . Me gusta. Transmite.


De las virtudes del gerundio. La mayor y principal es que se trata de un verbo en curso. Un verbo, es decir una acción, que no se acaba, que ha empezado, que está teniendo lugar. Es un verbo del presente más conspicuo. Y yo prefiero estar jodiendo a explicar que follé. “No es lo mismo, señoría, estar jodido que estar jodiendo”, dijo Cela una vez. Pero yo podría enmendarle y añadir que es muy malo estar bien follado y sentirse jodido, que también eso ocurre.

Me vence, pues, el presente. Sin presente no tendría hambre, ni me levantaría inquieto cada dos por tres, ahora a buscar café, ahora agua, a orear el salón, apagar la radio, encender la calefacción. Cualquier excusa es buena para huirme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s