Llueve

Llueve; hoy llueve como tras los cristales de unos versos de Machado. O con furor de primavera que recién despliega su vigor.

Il pleut également sur Paris avec la tristesse des vers de Baudelaire, avec l’horreur de Paul Celan qui sauta dans la Seine.

Llueve sobre el tendal. Por los campos llueve, y llueve en las lindes misteriosas del bosque. Fuera de los coches que se amaban en el rompeolas, hace años, llovía también, y lenguas de espuma el mar enfurecido levantaba contra la escollera mientras nos amábamos: we were younger; aún nos atrevíamos a amar. Llovía en el llano; y el cierzo inclinaba hasta la más furiosa de las horizontalidades la lluvia de aquel páramo de allende el Ebro. También en algunas fotos llueve, en un pasado que se alarga sin fuerzas, que sigue goteando como resina que sangra el tronco del pino herido por el rayo. Llueve sobre los jabalíes que hocican en la noche, bajo la luna llena que las nubes,hoy, tapan.

Llueve en aquella era abandonada que encontramos un día subiendo a Sant Elies, ¿recuerdas? Eso fue el verano pasado. Aparcamos en el camino, bajo los altos robles. Desde la era abandonada se ve el llano y las ondulaciones verdes del Vallés; y los cendales de la lluvia que cae. Nos desnudamos. Y bailamos desnudos como indios de las praderas, y nos dejamos mojar. Luego un abrazo y una ducha caliente, una media botella de vino y más abrazos;  al cabo, una sonrisa torcida de apache desplumado será cuanto nos quede, en el bolsillo de atrás de los recuerdos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s