Del Mysterium Tremendus

Hay algo que no sé explicar.
Hay una cota que jamás alcanzo.
Hay una cueva que jamás ubico del todo,
aunque acaso intuya en qué monte se abre la sima.
Hay un hontanar que no sé descubrir,
aunque veo el curso pasar de sus aguas.
Hay algo que no sé explicar;
ni sé explicarlo ni me lo explico.

Como en un ataque de ansiedad, me vuelco a buscar en Las moradas, en La vida, en el epistolario de Santa Teresa, esa vocación escritoril que ella padecía como yo. En el catálogo de las naves del canto II de la Ilíada busco vestigios de mundos extinguidos. Con desazón insana busco, en los libros, los sacos terreros con los que atrincherar mis miedos.

Porque he de admitir que con tristeza recuerdo las altas cumbres y els petons pregons del Arán, que en el oxímoron de una misma frase de bitios amargos se disolvieron como una burbuja a la vez hinchada y reventada por el mismo afecto. Con una sonrisa recuerdo risas, horas de coche, encarnadas sonrisas, turgentes, sabrosas sonrisas, pasiones desbridadas, montaraces revoloteos de aquí y de allá; con la misma sonrisa, mas ahora tuerta y decepcionada, recuerdo otros abrazos: quebradizos abrazos, besos huecos, piernas largas y mordiscos en hambres erradas. Con horror veo los labios carnosos que buscan un beso en el yermo de mis afectos; con hastío recuerdo aquel y aquel otro deseo (y todo el esfuerzo que pedían); Chanel nº 5, Rouge Allure Nº 14, Ángel, Miyake, 212 CH, perfumes, carmines, tanguitas, detalles, botellas, cenas, pelis, risas, complicidades envahadas, conciertos felices, albas limpias, turbias discotecas, cunetas, jardines apartados, paredones de extraradio, en un pim-pam, y si te visto, ¿te desnudé luego? No me acuerdo, o acaso sí. O no. ¿Qué más da?

Son tantas las caras,
tantos los nombres,
tantas las pulsiones,
tantos los miedos, tuyos y míos,
tantas las risas como los extravíos,
tantos los polvos como los lodos,
tantos los besos como los olvidos.

Horror vacui. Los besos huecos, las piernas largas, el compás abierto de los deseos, los abrazos de paja, las caricias en el vértice del gemido de turno, las complicidades del viento, el fraseo del vidrio, la caricia, el humedal y la urgencia entre las sábanas… ay, todo me ha pastoreado, sin que hasta ahora lo hubiera visto, hasta el horror al vacío. Le he regalado mis besos a demasiadas amigas (buenas amigas); cierto que no he pedido nada. Cierto que me he dado a la fuga cuando he visto alumbrarse el amor tras la frontera de la piel que acariciaba (procurando minimizar en la medida de lo posible los daños colaterales). Cierto.

Y es cierto que lamento, lamento ahora, tantos besos desperdiciados. ¿Si es verdad que amo, cómo es que dilapidé tanto cuerpo con quien se puso por delante?

Y me pregunto por el Mysterium tremendus del caso. Por el abismo de la cuestión, en él (en tantas “ellas”), caigo y me hundo.

¡Oh Musas! ¡Auxilio! Pues ando perdido en el sound and the fury, ora Teseo, ora Minotauro, “rumores oímos, y nada sabemos”, oh musas, haced el favor de cubrir este flanco, cavad un refugio, trazad trincheras… Prestadme un casco. ¡Cuerpo a tierra!

Es necesario volver a pisar el suelo, meterse en él (¡lombricear un rato!). Aminorar el vuelo de los besos con el peso de las piedras, de las raíces, de la tierra. Clavarse en el vientre de la tierra. Respirar sus densas humedades. Hundirse en él para nacer de nuevo.

Me sirvo otra copa de vino. In vino veritas, dicen. Mañana lo habré olvidado todo. Y seguiré explorando el Laberinto de mí mismo sin lograr encontrarme.

Anuncios

Una respuesta a “Del Mysterium Tremendus

  1. Mi relación con mi madre mal, gracis y la tuya?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s