No me gusta Facebook

Luché mucho tiempo contra la estulticia de la televisión, o mejor dicho: contra la mía que me varaba durante horas como un tonel arrimado por las olas a una playa desierta (pero si yo era tonel, el sofá de mi salón no era una playa paradisíaca). Después de un día que se había desmesurado frente a la caja tonta, se me ocurrió pensar varias cosas perniciosas:

  • ¿Qué he aprendido?
  • ¿No podría haberlo aprendido de otro modo, leyendo, por ejemplo?
  • ¿Acaso no lo sabía ya?
  • Si no lo sabía, ¿qué me aporta saberlo?
  • ¿Me ha gustado?
  • Pero aunque no me haya gustado, ¿es de calidad, lo que he visto?

Repudié la tele. Durante unos meses no la tuve ni enchufada. La presión de las niñas la devolvió a su sitio. Pero si no están ellas, raras veces la pongo. Para lo que hay que ver.

Y lo mismo me pasó con Facebook: quise conocerlo, estuve. Y me salí. Y nadie me ha echado de menos ni yo he dejado de estar en contacto con quienes quiero (o quieren) estar en contacto.

Hoy he encontrado este vídeo. Es bueno, tiene gracia y chispa; es brillante. Da veinticinco razones, 25, para que no te guste Facebook. A mí me bastó una: me hacía perder el tiempo. Y no ando yo abundante en tiempo, con el que corre.

Anuncios

2 Respuestas a “No me gusta Facebook

  1. Yo si reconozco que me gusta Facebook. En el trajin del día a día, creo que es una herramienta valida para poder seguir manteniendo el vinculo con amigos, conocidos, con los cuales de alguna manera me es imposible compartir, ya sea por la falta de tiempo o la distancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s