El zureo de las palomas

Tras escribir el lenitivo post de ayer quedé aliviado, habiendo deslastrado malestar y puesto en palabras un estado de excepción del ánimo que me tenía sitiado en mí mismo.

Salí a dar un garbeo, recorrí la ribera de la riera, me dejé mecer por el verde de los árboles cuando el Sol poniente los dora. Volví a casa y me senté a escuchar el zurear de las palomas.

De las palabras de ayer, la más hiriente es soslayable: paternidad soslayable, escribí, acaso para remachar la evidencia de mi gilipollez. No es verdad. Las dos niñas que engendré y que crecen relativamente cerca, a quienes acabo de abrazar emocionado, no son soslayables, de ninguna manera. Son fundamentales, radicales. En ellas radico. Desde ellas crezco, desde su amor auténtico y sin fallas alzo el vuelo.

La mayor ha compuesto un collage de fotos viejas, que se ha entretenido en escanear y recortar. Un texto sin desperdicio las acompaña. Cada una de ellas evoca un momento de sus primeros años, en todas figuramos ella y yo. La pequeña ha escrito una redacción en una cartulina morada con colorines y recuerdos antiguos, entre otros de cuando se perdió en un parque de atracciones y la rescaté de su miedo a quedarse sola, perdida. Concluye, paradójicamente, diciendo que esas aventuras demuestran que me quiere. Paradójicamente porque en realidad lo que me está diciendo mi niña es que soy yo quien la quiero, que la busco, la rescato, la protejo. Me está diciendo que soy capaz de amor. Y ahí me ama ella: poniendo en su redondita y faltona caligrafía de once años la evidencia del amor que me mueve.

Estoy blandito hoy también, emocionado, pero con una blandura diferente de la de ayer, más dulce, más sosegada y plácida.

Tengo hoy la felicidad salada que se me derrama por las mejillas. Y luce el Sol y escucho a las palomas, que arrullan el nuevo día con secretos llenos de las muchas buenas cosas de que felicitarse. Hoy sí.

Gràcies, filles meves: us estimo molt.

Anuncios

4 Respuestas a “El zureo de las palomas

  1. Feliz cumpleaños, Pedro.

    Por cierto, ayer tu post me asustó, hasta el punto de no saber qué decirte. Y no creas que el de hoy, a pesar o precisamente por lo distinto que es, me tranquiliza. Esa montaña rusa emocional en la que estás metido no puede ser buena. Te va a terminar pasando factura…

  2. Pues yo lo entiendo, jejeje.
    Me pasa a veces lo mismo.
    Enhorabuena por tus niñas; ellas sí saben de lo que serías capaz por hacerlas felices, así que eso ha de darte alas , ponerte a la altura moral que te mereces .
    Yo creo, pero sólo es una opinión , que ahí están los mejores sentimientos ; deja de bi-cotillear y céntrate en cosas y personas gratificantes.
    Como las nenas , mismamente.
    Lo otro es dispersión ,locura, malgasto , agotamiento, basura.

    Repito;
    una opinioncilla de Laura Ingalls, la hija falsa de Michael Landon .
    Tampoco va a misa pero me considero amiga tuya.

    Jaja.

  3. Felicitats Pedro,

    Pilar

  4. Ara que hi penso, a les Europes està a punt de sortir el sol, pero a Mèxic encara tenim una hora i quart de dia 28, o sigui que no és massa tard: Per molts anys!!

    Toni

    M’alegra saber que les coses van un pèl millor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s