Tenemos sentencia, tengo bandera

Es la primera vez que lo hago: saldré a la calle, entraré en la mercería de al lado de casa, hablaré con Pilar, la mujer que la regenta, le pediré me venda un metro y medio de tela y colgaré al Sol de mi balcón, en la principal calle peatonal de mi pueblo, una señera. Es la primera vez que lo hago.

Ayer el Tribunal Constitucional (que rima con manicomial) falló la sentencia que ha tardado cuatro años en parir. Comparto la opinión de un catedrático de Derecho Constitucional, Pérez Royo: debería haberse inhibido el TC. Lo explica muy bien en este artículo que apareció en El País.

Es grato comprobar que, según esta casación, casi todo el Estatut es conforme a la Constitución y que los agoreros del “se-rompe-España” se quedan sin argumentos (de este Estatut que rige desde hace cuatro años ya penden 60 leyes, y nada se ha resquebrajado por culpa de él).

Es grato confirmar lo que ya sabíamos: que, aunque sin “eficacia jurídica”, somos una nación, guste o no a quienes dictaron, desde el poder heredado de la dictadura, el artículo segundo de la Constitución Española (ya en otro artículo de esta serie discutí los pormenores léxicos de la nacionalidad y nación en la CE y el DRAE). ¿Acaso podía alguien poner en duda un sentimiento “ampliamente mayoritario”? ¿Acaso es noticia que así diga la sentencia, cuando los parlamentarios catalanes sabían que no podían decir esto mismo en ningún otro sitio –para no hollar la constitucionalidad del texto?

Es indignante leer cómo se cercena la voluntad de un país que se ha expresado en conformidad a la Ley que nos dimos en 1978, un Estatuto que ha sido aprobado por el 88% de los parlamentarios catalanes, que fue debidamente “cepillado” en las Cortes de Madrid (la expresión es de A. Guerra) y aprobado en referéndum por la ciudadanía. Es indignante leer cómo se amputa el legítimo derecho a disponer de nuestra propia justicia: se invalidan casi todos los artículos relativos al Consell de Justícia de Catalunya –mientras que Andalucía, cuyo nuevo Estatuto fue calcado del catalán y no ha sido impugnado, podrá disponer de un órgano igual que en cambio, nosotros, catalanes, no podemos tener (¿dónde se agrió el “café para todos”?). Es indignante que se nos impida regir las Cajas de Ahorro según lo deseemos. Es indignante que no se nos permita decidir qué podemos hacer con nuestra lengua (aunque me pregunto qué puede cambiar en lo ya fijado por la consuetud, esto es: que el catalán es la lengua de nuestras instituciones).

Ahora toca responder.

Al igual que la generación anterior se echó a la calle un Once de Septiembre de 1977 al grito de Amnistia, Llibertat, i Estatut d’Autonomia!, ahora toca que seamos los hijos y nietos de aquellos manifestantes los que tomemos la calle para expresar nuestra indignación y nuestro enfado por una visión restrictiva de España que no nos permite acabar de ser lo que ya somos y desde luego seremos.

Pero se ha de responder desde la seriedad que nos caracteriza; desde el ser y querer ser lo que somos; desde la honestidad. Desde la pedagogía también. Para expresar nuestro legítimo deseo de ser reconocidos como lo que somos, y nuestro deseo de que se respete lo que decidimos (en su integridad), los catalanes pasaremos calor el próximo 10 de julio en Barcelona detrás del lema “Som una nació, nosaltres decidim“.

Seriedad implica unidad y acuerdo, frentismo. Implica bandear tacticismos mezquinos y cortoplacismos electorales. Desde la honestidad quiere decir reconociendo nuestros fallos (que los ha habido). Implica un liderazgo con generosidad de estadista, o la suma de las partes para representar al todo, sacrificando lo que haya que sacrificar, sin miedos: en estos momentos de crisis, esperamos de nuestros líderes acuerdos, resoluciones y evidencias palmarias de que miran por la nación, no por el sillón.

Quisiera, en estas líneas, incidir en el aspecto pedagógico que debería tener esta manifestación de la expresión mayoritaria de Cataluña.

Hemos de explicar el catalanismo. Porque el catalanismo no tiene que ser forzosamente nacionalismo independentista (que ahora se llama “soberanismo”). Desear el derecho de autodeterminación, desear la reconfiguración de un Estado español en una nación de naciones acogedora y abierta a la pluralidad no es estar contra España. Es estar contra cierta  idea de España: la capadora, la monolítica, la carpetovetónica y la que está encerrada en sus lindes mentales castellanas. Recomiendo a muchos que lean y saquen provecho de un libro, A favor de España y del catalanismo, de Joaquim Coll y Dani Fernández. El catalanismo no ha sido excluyente ni separatista. Ha sido sobre todas las cosas una voluntad de cambiar y de reforzar y de mejorar España haciéndola rica y partícipe de su diversidad, de sus peculiaridades nacionales que, desde hace años, la integran. España puede aún crecerse desde la pluralidad; o quedarse enjuta en su esencialismo mesetario si cede a la perversión retrógrada del neo-centralismo aunado de la rancia derecha y del jacobinismo de la izquierda. Cataluña se expresará; también debe expresarse España.

Se me dirá que serán los soberanistas quienes coparán la manifestación. ¿Es de extrañar que en los últimos meses haya crecido tanto esta tendencia? Si los embates a los que, desde la España monolítica, se somete a mi país llevan a muchos hacia el soberanismo, esto es porque, con el tiempo, el acemilero acaba hastiado de intentar saciar la sed de las mulas si éstas, una y otra vez, se empeñan en no tener sed. Antes que ceder al bienintencionado afán del mulero, los burros prefieren morir de sed. Para desgracia del mulero y de ellos mismos. “¿Pero qué se le va a hacer?”, se lamentan ya muchos catalanes: “Parece evidente que España ni nos acepta como somos ni quiere ampliar sus lindes mentales para acogernos; ¡pues vale, tomo nota! Pues nos vamos.” Y se irán. Y España perderá (mucho); y también Cataluña (pero menos).

Ante esta desafección, pedagogía. Quisiera ser optimista. Pero se agotan los argumentos. Desgraciadamente.

===

Nota y duda al margen de este mismo cabreo: ¿Qué me da más rabia? ¿Que gane la Roja o que se harte a marcar Cristiano Ronaldo?

Anuncios

8 Respuestas a “Tenemos sentencia, tengo bandera

  1. Curioso punto de vista.

    ¿Que es una nación?¿que se necesita para ser nación?¿Por qué Cataluña es una nación y no lo es el valle de Arán? ¿O la misma ciudad de Barcelona? ¿Que diferencias culturales hay entre un ciudadano ripollés y un Zaragonano? ¿es el idioma materno? ¿Si la ultima encuesta del Gobierno catalan dice que el 60% de los habitantes de Cataluña son castellano-parlantes, estos forman parte de la nación?.

    Todo no puede ser, y hay que actuar con autocritica siempre. Un vez dicho esto: Lo del estatuto de cataluña no fue un referendum sino una consulta popular, que es muy muy diferente. La inmesa mayoria de paises donde se contempla como tal, con un voto menor del 50% del total de votantes esa consulta estaria anulada por no ser representativa. Casi 10 puntos porcentuales de voto las elecciones generales por encima que en las autonomicas.

    Dicho esto, y pensando que el autor de este post se ha leido el estatuto, éste mismo es infumable, era infumable antes y lo sigue siendo despues del tribunal constitucional, el cual tomo una decision mas politica que juridica (habra que observar los votos particulares). Primero porque es un estatuto intervencionista. tal y como dijo un politico ingles (cuya democracia no esta puesta en duda a pesar de no gozar de costitucion), las mejores leyes-constituciones son las que menos paginas ocupan.

    Ahora me gustaria que se el autor de esto se pusiera a ver esta situacion desde el punto de vista de un ciudadano de las provincias ajenas a esto. Viendo como algunos catalanes quieren ser privilegiados frente a otros, como quieren ser siempre el centro de atencion, como no hacen nada mas que pedir pedir y pedir, como hablan de balanzas fiscales, pero cuando se habla de que su mercado es el español y son el resto de los españoles quienes al comprar sus productos mantienen el nivel de vida catalan te llaman carca, carpetoventonico y otras lindezas. Un estatuto que no solo quiere controlar la vida de los catalanes sino tambien del resto de los españoles. Ya que no quereis que el estado se inmiscuya en vuestras leyes pero vosotros si quereis influir en las de los demas.
    Hablas de las cajas, pero obvias por decir una que el 50% del mercado de la caixa es el resto de españa. ¿con que derecho me impides a mi a no decidir sobre la caixa si yo tambien estoy pagandola?.

    En fin, estoy es un sinacabar, nunca tendra fin. Respecto a quien pierde mas. esta claro, auque no te guste reconocerlo: cataluña.

    un saludo.

  2. Mai he entès que no ens vulguin, que ens critiquin, que ens ridiculitzin però que al mateix temps tremolin de por cada cop que els sembla que volem separar-nos d’Espanya. S’ha perdut una ocasió única per fer-nos sentir còmodes dins d’una Espanya que la mateixa constitució defineix com a plural. Sembla que haguem anat enrere i que la Sentència s’hagi emès des de la por, des de la por al que podria passar si comencéssim a autogestionar-nos una mica més i la cosa sortís bé, des de la por a què podria passar si el català es convertís en la llengua preferent en tots els àmbits i no passés res, des de la por a no poder ja controlar-nos. És una sentència feta des de la por i del que es fa des de la por, mai en surt res de bo.

  3. Gracias por tu comentario en mi blog.
    Como puedes comprobar he visitado el tuyo y he leído con detenimiento tu entrada.
    En algo estoy de acuerdo contigo, hay personas que tienen otra visión sobre el asunto, incluso entre los que comentan tu blog.
    No tengo ningún rubor en decirte que todo lo que expones tiene una cierta coherencia. Lástima que falle el supuesto de partida. Tú entiendes los territorios como entes constitutivos de la personalidad de las personas que viven en él. Esas ideas me recuerdan a otras en boga en la España franquista, si eres español y de los buenos eres la repera; si eres extranjero no compartes las esencias nacionales y si eres español, pero rojo, eres escoria. Si recapacitas sobre ello verás que esa forma de interpretar el mundo, en función de sucesos tan aleatorios como el lugar de nacimiento o el sitio donde tus padres econtraron trabajo,por ejemplo por que Franco quiso hacer una fábrica modelo que responde al nombre de Seat, es un sinsentido.
    Por cierto, soy mesetario, como tú dices, orgulloso de serlo y me ofende que utilices ese término con un matiz despectivo. Jamás se me ocurriría utilizar la expresión burgués catalán en tono despectivo; a pesar de que la burguesía catalana siempre ha estado aliada con las facciones más reaccionarias de este país, el tuyo o el mío me da igual. Con hacer un breve repaso por la historia de los siglos XIX y XX lo podrás comprobar..
    Termino diciendo que eso que por lo que clamas, contraponiéndolo con el pensamiento monolítico (que en muchos aspectos lo es), no es más que otra forma de pensamiento monolítico, retrógado, xenofobo y simplista. Es más, el origen de esta historia del nacionalismo se produce en el siglo XIX. Algunos teóricos, con los que estoy de acuerdo, lo ven como una estrategia de la burguesía, que ya había conseguido el poder económico , para acceder al poder político o para coparlo por completo. Si has leído detenido mi blog, habrás comprobado que en ningún momento me planteo el concepto de catalanidad ni el españolidad ni el del Cantón de Cartagena, me da igual. Reclamo algo mucho más importante, la dignidad del ser humano. Si Cataluña, o tú idea de Cataluña (tengo algún amigo catalán, de izquierdas, que opina que todo lo que está ocurriendo en Cataluña a este respecto es un disparate) es para ti superior a la idea de la dignidad del ser humano, de la justicia (es decir tener trabajo, un piso, cobrar una pensión digna, poder comer, beber agua potable en otros países…) para todas y cada una de las personas, enhorabuena por tus ideas, pero creo que tenemos poco que discutir.
    Un mesetario que sólo sabe escribir en español.

  4. Desde mi humilde punto de vista, como madrileño hijo de catalán, todo el problema viene en que desde ambas partes se quiere anteponer una bandera a las personas, algo lógico en la rancia derecha españolista, pero refiriéndome a PSC, ICV ERC, si eso es política de izquierdas que baje la pasionaria y lo vea.

    Salut y república.

  5. Mira “Telefonorojo”, si se trata de contar la parte de la historia que más nos conviene, yo me puedo remontar al s.IX cuando Guifré el Pilós era Conde de Barcelona, Gerona, Cerdaña y Urgel (la “Catalunya Vieja”), rendia fidelidad al Rey de Francia y el resto de la Península se las estaba viendo con los musulmanes, y nosotros no teníamos nada que ver.
    Quizás a ti te guste más hablar del matrimonio de los Reyes Católicos, que unió la Corona de Castilla con la Corona Catalanoaragonesa, por eso de que se asemeja más al modelo de unidad que intuyo que te gusta. Pero incluso entonces, se respetaron las leyes, las Cortes e incluso la moneda propias de cada Reino.
    Parece ser, que la evolución en el caso de España no puede ser hacía adelante, hacia la tolerancia y la convivencia entre hermanos, diferentes, pero hermanos al fin y al cabo.
    No todos los hijos son iguales, pero parece que en España debemos serlo. Pues resulta señores que en Catalunya nos estamos cansando de ser “P… y apaleada”.
    Desde la Transición, la mayoría del pueblo catalán apoyaba un modelo tipo autonómico, más o menos federalista, con más o menos autonomía, pero dentro de una España plural. Resulta que durante 30 años hemos soportado un déficit fiscal de un 8-9% anual, que es una sangría considerable. Hemos visto como España construye una red radial de AVE absurda, que casi no usa nadie por su alto precio, pero que no hay manera que llegue la connexión con Francia. Hemos visto como se lleva al Constitucional artículos del Estatut que se han aprobado sin problemas en otras Comunidades. Hemos visto como se respeta en el País Vasco y Navarra un modelo económico de autogestión mientras se nos niega a nosotros un modelo de “migajas”. Hemos visto tantos agravios comparativos que la mayoría ya nos hemos hartado y cabreado.
    ¿Cómo quereis que estemos?
    Me parece que el resto de España no es muy consciente aún de ello, pero aquí cada vez somos más los que ya estamos dispuestos a lanzarnos para tener un Estado propio y recuperar la dignidad.
    Hace unos pocos años los independentistas eran un 15%, hoy ya se habla de un 30-35%… unos añitos más de maltrato y se conseguirá.
    Graciosamente, el PP con su lema “España se rompe” será quien finalmente consiga romperla.
    Y como he leído hoy en algún analisis publicado: “los materiales duros son más fáciles de romper que de doblar”, y parece ser que el modelo español de país centralista y uniforme es muy duro de mollera…hasta que se rompa.
    ADEU ESPANYA!!!

  6. No eres muy listo.

  7. Falta algún punto de vista. Siempre falta. En este caso, nunca aparece el de aquellos a quienes nos tiene sin cuidado si cataluña, españa, asturias o san lucar de barrameda son o no son una nación. El de aquellos que cuando la fiesta nacional se quedan en la cama igual. El de quienes nos sonrojamos cuando vemos a un individuo envuelto en la bandera catalana, española, asturiana o sanluqueña. El de los que nos reconozcamos incapaces de comprender qué extraño elixir de la eterna juventud puede haber tomado alguien capaz de afirmar “…nosotros en el SIX no teníamos nada que ver…”

    Ocurre que algunas personas se levantan por la mañana y se ocupan de cosas reales. Ocurre que hay quienes se levantan y se preguntan si se sienten españoles, catalanes, indonesios o zulúes. Me parece perfecto: que cada cuál se despierte y ocupe su vida en cultivar la parte de sí mismo que prefiera, pero, por favor, que dejen de joder a quienes nos la suda españa, cataluña, asturias o borneo .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s