Hacer el ridículo

Cuentan que un embajador francés le preguntó al President Tarradellas, cuando recién éste acababa de retornar del exilio, cuál iba a ser su política. “Surtout, ne pas faire le ridicule”, contestó.

Pienso en ello mientras hundo mis pies en el limo que cubre el fondo del aljibe. Se están regando los frutales (la última agua antes de la cosecha) y aprovecho que la vieja balsa del cáñamo está vacía para limiarla y raspar el fondo con una pala cuadrada, de las de filo plano. Ruge al rascar el fondo de cemento. Pesa el fango. Huele a descomposición, a marisco, a musgo mustio. Hundo en el limo mis pies y me salpica el barro cuando levanto la pala cargada sobre el petril y la vacío en un margen. La algarabía de los pájaros no cesa; algunas golondrinas se acercan, sobrevuelan la balsa y se marchan: probablemente hubiesen tensado un vuelo rasante para picar agua. Les colombes roucoulent. El primer ciprés descuelga una rama en grácil curba y me hace pensar en las pinceladas de Van Gogh.

Pienso en el día por delante. Celebro que un ligero cendal de nubes maticen el sol. No se ha disparado la temperatura como se disparará luego, haciendo imposible la siesta, embadurnando el ocio en sudor pegajoso.

Apartado del trajín, en este mi terruño de Ponent, miro atrás, escucho las noticias, y se me excitan las ganas de recluirme aquí todo el año, lejos del mundanal ruido. De nosotros los catalanes podrá decirse que nunca desaprovechamos ninguna ocasión de hacer el ridículo. Releo el tomo 41 de las OOCC de pla y es como leer en presente: “La classe dominant a Catalunya ha cregut sempre que la Constitució espanyola seria federal, i en aquest punt s’ha equivocat absolutament”. Pla se refiere a la Constitución de la República. Y diríase que se refiere a Maragall i a tutti quanti. Más, refiriéndose a aquellos que desean cambiar España: “Només el fons d’invencible provincianisme que es troba sempre en certs sectors de la política catalana aparentment més moderna pot creure en aquestes transmutacions”. La votación en el Parlament prohibiendo los toros me desasosiega; el indulto a los corre-bous me repugna; la reacción de España espanta.

Me vuelvo a mis libros. A mi Plutarco, a mis papeles. Me deleito con morbosa curiosidad leyendo las torturas que se estilaban en la corte de Artajerjes. Leo la Consolación a Hevia y luego la rastrera Consolación a Polibio. En la primera leo una mención a las Pauperis Cella. En la segunda tanto asco me hace desistir de llegar al final; es como psicoanalizar a un político pendiente de su poltrona (¡qué actual!).

Revive en mí, habiendo descubierto que mi descubrimiento no es nuevo (Sólo es nuevo lo que olvidamos), la idea del Ashram de Mormur. Los ricos romanos, para tomar consciencia de sus excesos y del confort de su vida, solían recluirse en celdas de pobreza para no olvidar lo esencial: que con poco puede vivirse. Y sin conexión a internet, y sin radio ni televisión, sin sms ni teléfonos online, con alimentos básicos y a solas, sin más por delante que espacio y tiempo.

Soledad.

Pienso en ella. Pienso en las mujeres. Pienso en los amores. Pienso en los amigos. Oigo a las niñas jugar con clicks de Playmobil en uno de los zaguanes de la casa, a la sombra. En los pinos de la era, el piar de los gorriones. Oigo el tren de las doce y las campanadas de Santa Maria. Pienso en Tim y en sus andanzas. Pienso si hago el ridículo cuando pienso en dejarlo todo, en romper amarras y venirme tierra adentro, a este mi pauperis soli, a estar solo. Pienso si acaso no lo estoy ya haciendo al escribir esto.

Me callo. Bajo las persianas, para que la calor no ahogue las estancias, para poder luego dormir la siesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s