Triángulo

Supongamos que A, B y C son los vértices de un triángulo. Supongamos que corre el aire entre las erizadas puntas de la figura, escalena a veces, isoscélica o rectangular otras veces. A, B, y C son puntos díscolos, que se mueven con un punto de azar (o por mejor decir: de inquieta curiosidad dos veces intensa, denominada bi-curiosidad), con un mucho de libertad y de franco respeto, un conjunto que da calor y anima la figura, sacándola a besos de la geometría euclidiana, acostándola sin remilgos sobre un lecho de lluvia que no se oye caer.

El punto centroide se debate entre la realidad y el deseo de las bisectrices, y el ortocentro (tan oblongo él) se aparta a ratos, a recuperar el aliento, contra la pared, dichoso contemplando la fiesta de los ángulos que se devoran sin cansancio, encogiendo distancias, tirabuzoneándolas juguetonamente hasta que el alba, como un borrador de estopa, borra de la pizarra de  la noche sin freno los trazos del recuerdo, dejando un poso (o nebulosa) de tiza y sombras que son recuerdos de coordenadas, de hipotenusas levantiscas, de senos y cosenos de odalisca feliz en brazos de un vendaval celta de deseos.

Anuncios

4 Respuestas a “Triángulo

  1. lagatadepaseo

    Y pq me he acordado yo de la Clausells? jajajaja

  2. la odalisca aun esta flipando… 🙂

  3. Ui, hi ha qui parla de la Clausells… Tens més seguidors de la teva època A2, pel que veig!

    Entro molt poc al teu bloc, però rebo les entrades per mail i me les llegeixo gairebé totes.

    Recordsdes de Xalapa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s