A Joan Solà

Sergio Ramos, con esa mirada cerril, con su ceño tenso y esa crispación al borde de la rabieta, es el careto triste de la España minúscula,cerrada, unitaria,que una y otra vez se muestra incapaz de entender que en parte del país se habla con normalidad en otras lenguas peninsulares. Es penoso símbolo de la España abrumadora que tan feliz parece de haberse conocido. Obsérvese la sonrisa final: con ella quiere congraciarse a su compañero de equipo: viene a decir “No es una cuestión personal, no va contigo”. Y es verdad: no afrenta a Piqué, o al periodista de TV3: afrenta a todos los catalanoparlantes. Y al parecer tal afrenta a la diversidad lingüística de la Península tampoco va con ninguna otra autoridad. ¿Alguien, desde el poder del Estado, ha recriminado a este jugador su actitud irrespetuosa con la lengua de muchos titulares del pasaporte español? ¿Podría darse así, sin ninguna enmienda, un caso parecido en Suiza, entre un francófono y un germanófono? ¿O en Canadá con un quebequés? No.

Joan Solà, a quien el jugador del Real Madrid no debe tener el (dis-)gusto de conocer, es autor de la GCC, libro de referencia: es la Gramàtica del Català Contemporani. Era una eminencia de la filología románica, y persona comprometida con nuestra lengua, a la que dedicó sus años mejores y, hasta el final, defendió con ahínco, documentándola y exponiendo los riesgos que corría y corre.

En julio de 2009 fue invitado al Parlament. Desde el atril leyó una admonición (La paraula) a los parlamentarios catalanes cuya tesis principal dice así: “La lengua catalana no está bien de salud”. Tres son los males de nuestra lengua: el político, el social, el lingüístico. Y los explicava así:

a) Per salut política em refereixo al marc estatal de referència. Quan es va pactar la Constitució es va cometre la gran debilitat d’acceptar la desigualtat legal de les llengües del’Estat. El castellà esdevenia sobirà, indiscutible, obligatori, amb drets il·limitats. Les altres llengües ipso facto esdevenien subordinades, inferiors, voluntàries, vergonyants.

b) La salut social es podria concretar en aquella frase que hem repetit infinitat devegades: s’estudia català en el sagrat clos de les aules però es parla castellà en l’àmbit lliure,obert i alegre del pati. Hem convertit la frase en eslògan però no hem aconseguit que ensmogués gaire d’una manera de fer que només ens condueix a empitjorar la situació.Fa trenta anys que, sense treva, els uns afirmen la mort del català i els altres la neguen amb la mateixa vehemència. ¿Han sentit mai, senyors diputats, una polèmica semblant per al francès, per a l’italià, per a l’alemany, per al castellà? Per al castellà sí, però precisament referida als territoris on aquesta llengua no és o no era patrimonial. Cínicament, sarcàsticament ha esdevingut també un eslògan que en aquests territoris ofeguem el castellà.

c) La mala salut filològica del català és també fàcil de percebre. Em refereixo a la degradació alarmant de totes les seves estructures, fonètiques, sintàctiques, fraseològiques, lèxiques; al fet que sigui una llengua de per riure (o de per riure-se’n!), una llengua que sí però no; una llengua de segona o tercera, vaja; una llengua subordinada. D’una banda, per exemple, molts programes de ràdio i televisió adopten impunement aquest pastitx des de fa dècades.D’una altra banda, devem ser el poble de la terra que té més tractats de barbarismes i més llibres d’estil (entre nosaltres llibre d’estil és un eufemisme de tractat de barbarismes i solecismes).

Coincidió su muerte hace pocos días con las primeras rachas del vendaval involucionista que levantó la sentencia del TC. Se restringe el uso del catalán desde el poder judicial: se suspenden cautelarmente ciertos artículos del Reglamento de usos linguísticos del ayuntamiento de Barcelona y de la Diputació de Lleida a instancias de un partido político, el Partido Popular, que, mediante la xenofobia y el anticatalanismo gallináceo, pretende ganar votos (olvidando que ellos mismos aprobaron y avalaron reglamentos similares de Girona y Tarragona, lo cual demuestra que no hay más conflicto en el uso de la lenguas que el que se quiera falazmente atizar en víspera de contienda electoral). Y los hechos dan la razón a Solà cuando señala que el gran mal del catalán es la imposibilidad de defenderse contra las agresiones normales y habituales que sufre continuamente.

Contaba una señora hace años, en relación a su marido maltratador: “Mi marido me pega lo normal”. Faltaba consciencia, y se consideraba normal el maltrato conyugal. Pues bien: “Al catalán le pegan lo normal”. No hay en España (en la España de Ramos, del PP y del PSOE mesetario, una España sociológicamente muy compacta y sin dudas, mayoritaria y mandona) consciencia de la diversidad cultural (no digamos ya nacional); de ahí que el exabrupto de Ramos y la afrenta que hace queden sin, como mínimo, un toque de atención. Y mientras España no entienda que la discriminación positiva del catalán es en aras de conservar y desarrollar un bien de todos los españoles, seremos muchos (y cada vez más) los que no querremos ser de este país, España, que nos maltrata y nos falta al respeto sin vergüenza y a sabiendas de que, en última instancia, la mayor pérdida no será nuestra (los catalanes) sino suya (de los españoles) pues se quedarán sin los primeros, que, antes o después, cogeremos los bártulos y nos veremos echados al monte de ser nosotros mismos. Y dejaremos el seny, nos calzaremos la rauxa, y aprenderemos a ser montaraces (a la fuerza ahorcan).

A Joan Solà, in memoriam, li podem doncs dir que sí, que cada vegada som més els qui, conscients d’aquesta diagnosi, comencem a prendre mesures per a defensar la llengua (i el país alhora). Tot arribarà.

Gràcies, mestre i digne hereu d’en Fabra i d’en Coromines, gràcies per la feina ben feta. A Déu siau.

Anuncios

2 Respuestas a “A Joan Solà

  1. Brillant post. Enhorabona!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s