Entraré en la oscura región de vuestro olvido

Chavela Vargas alarga su ronco canto: nos cuenta cosas de la Llorona, nos dice cosas como “somos un sueño imposible que buscan la noche”, cosas como “somos dos gotas de llanto en una canción, nada más, eso somos, nada más” (Somos). Del fin de semana entre los volcanes extintos de la Garrotxa me llevo el frío en los pies de la lluvia de hojas amarillas que resbalan por el paisaje de grises lustrosos, de verdes apagados, con animales mansos que ramonean en silencio entre los robles.

Mi reloj sigue parado en una hora incierta, sobre una pila de libros por leer, que tapan un cúmulo de carpetas y legajos a medio componer, que cubren a su vez un sueño que viene de lejos. Determino que es un mensaje (el del reloj parado) que he de interpretar. Y así lo hago. He de dedicar mi escaso tiempo a enjundias que merecen el tiempo que el blog me distrae, y aún más: es el mío (y también el tuyo, lector, el de todos) un tiempo escaso que no me puedo permitir dilapidar.

Amables lectores, aquí quiero dejar, al menos por un tiempo, este sumidero de angustias que es este blog prescindible de quien suscribe. No es un adiós, es un hasta pronto: “si quiero subir a la alta cumbre” he de ponerme en marcha, despojarme de lastres, centrarme, avanzar un paso y luego otro, andar mi vía por la vida hasta escribir hasta la última tinta de mi verdad: ya sé el camino, ya tengo la voz. No debo seguir senderos equívocos, brazos fugaces, vinos agrios, no he de perderme en fruslerías, ahora que sé dónde voy, y ahora que he ratificado mi inquebrantable empeño en alcanzar el objetivo que me fijé hace años.

Ahora, amigos, me toca pechar, aunque sea entre vasos de whisky y lágrimas en el espejo (porque “Objects in the mirror are closer than they appear”). Y lo haré solo.

Para terminar (por ahora), os dejo unos versos deliciosos de Garcilaso: su Soneto XXXVIII

Estoy continuo en lágrimas bañado,
rompiendo el aire siempre con sospiros;
y más me duele el no osar deciros
que he llegado por vos a tal estado;

que viéndome do estoy, y lo que he andado
por el camino estrecho de seguiros,
si me quiero tornar para huiros,
desmayo, viendo atrás lo que he dejado;

y si quiero subir a la alta cumbre,
a cada paso espántanme en la vía,
ejemplos tristes de los que han caído.

sobre todo, me falta ya la lumbre
de la esperanza, con que andar solía
por la oscura región de vuestro olvido.

Espero no perderme “por la oscura región de vuestro olvido”, amables lectores. Os agradezco las letras amables que me habéis enviado, las correcciones, las lecturas atentas, el cariño bitio que me ha llegado a través del vidrio. Muchas gracias por vuestro tiempo.

[NOTA: Quien desee ser informado de nuevas publicaciones en este tiradero de miedoslibres puede suscribirse en la casilla prevista al efecto en la columna lateral.]

Anuncios

9 Respuestas a “Entraré en la oscura región de vuestro olvido

  1. Pensador als núvols

    Prescindible el teu blog? …segurament ho és, tant per a tú, com per a nosaltres, els teus lectors. Pero també és enriquidor, i molt, com a mínim per a mi (i sospito que també per a altres lectors).
    Espero veure aviat el resultat d’aquesta ascensió a “la alta cumbre”, amb la que segurament disfrutaré (perdó, gaudiré)tant com amb aquest “sumidero de angustias” en que tot sovint em veig reflectit.
    M’alegro de que sàpigues a on vas i que hagis ratificat el teu objectiu.

  2. Ja és com menys la tercera vegada que ho fas. Espero que no sigui la vençuda.

    Sort i salut; quan arribis a “la alta cumbre” fes-nos cincs cèntims.

  3. Pensador als núvols

    Ep! Ara, a més, et segueixo pel Twitter.

  4. Espero que no sigui un adéu per sempre. Sort, company!

  5. Jo també espero llegir-te de nou! Sort, Pedro!

  6. Ets tot un romàntic! 🙂
    De moment és poc probable que et trobi a faltar perquè no he pogut acompanyar mai el teu ritme –ho tinc gairebé tot per llegir–, però quan m’hagi posat al dia ja et reclamaré. Tot i així, aquest post desprèn un aire de comiat que arriba a entristir… Em sap greu que te’n vagis, però alhora estic content que et deixis empènyer pels somnis. No et descuidis de portar a la motxilla molta aigua, aspirines i un paracaigudes, que sempre van bé en els viatges difícils, i una càmera, òbviament, perquè puguis immortalitzar el moment d’arribada a “la alta cumbre”.

  7. Sempre necessaris Chavela i Garcilaso!

  8. Ets un cap…! Anava de veritat.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s