Agradecimiento a mi hermana

El insomnio del desamor mal digerido, con guarnición de lumbalgia y gripe que no cede, me trae a esta playa donde los miedoslibres rugen hoy con fiereza atormentada. He pasado horas chateando con mi hermana, con la hermana que nunca tuve.

Me dice que me meta en la cama y que no piense. Pero en la cama entro y se revuelven las mariposas muertas, y cuesta respirar. Si estuviera en mi casa buscaría el sueño entre los espesos párrafos de Proust. O en las alegorías de huertas bien regadas de Santa Teresa buscaría consuelo y extravío, tal vez éxtasis. O liaría un poco de humo verde para aliviar la pena y el desasosiego.

Pero no.

No he de seguir huyéndome. Soy monotemático, me dicen, y supongo que aburro. Sí. Pero no sé ser de otra forma. Me voy a tener que contentar con lo que hay. Porque no hay más. Y a quien no le guste, que se vaya con viento lejos.

Y así soy desde hace siete años. Siete años de desasosiego agotador, de cama en cama, de coño en coño, de abrazo en abrazo, buscando siempre algo que no encontraré si no es en mí. Y rehúyo, como un potro ante el foso, una y otra vez, dar el salto a mi interior. No sé estar solo. Ni sé dejarme querer.

Me lo dice mi hermana con esa su sabiduría de mujer, tan próxima y a la vez distante. Omnisciente, podría creerse, si no supiera que es el cariño de tantos meses compartidos, aunque nos separen 600 kilómetros de asfalto.

Por de pronto, saber qué quiero hacer de aquí al viernes. Por de pronto, saber qué quiero hacer conmigo. Y empezar a mudar mi condición de SDF. Optaré por enterrarme entre el cielo y el mar, para que cada día la luz del sol me abra los ojos con rabiosa claridad. Dejaré el Montseny, y bajaré a la costa. Volveré a la industria, volveré a las ferias, vestiré corbatas, podré tomar una cerveza los domingos. Podré poner gasolina al coche y pagar el gas y el agua. Podré regalar flores cuando quiera, para decir te quiero y para decir adiós. 

Por de pronto… volveré a la cama (a soñar –sí, no sé ser de otra forma; me voy a tener que contentar con lo que hay; porque no hay más; y a quien no le guste…).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s