Procrastinando (3)

Procrastinando, sí, pero poco y de pasada. Gran día, el de hoy. Particularmente la tarde, rematada en dos tiempos. Tiempo uno con un par de cervezas consumidas ad líbitum con el Coronel Sanders y, tiempo dos, con el anuncio de un pronto alivio de la distancia, Vueling mediante.

El Coronel Sanders me señala direcciones afín de continuar mis derivas pornográficas. Las tengo en cuenta, verán la luz.

Es tarde: la luna, llena como un queso de Brie, ilumina el mar. Escucho un cello por la radio. ¿Cómo puede procrastinarse, así?

Me apresuro a ducharme, y cuelgo esto y desaparezco entre sábanas del bracete de los libros que he sacado de la BNCat (¡qué cambiada la he encontrado!).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s