Sunday in Sitges

Solecito matinal bañando el ocio dominical. Me arranco al sueño tras las horas de morfeo y salgo, tal cual, a la terraza. No temo ser visto (¡para lo que hay que ver!). Descalzo, siento el frío del piso. Desnudo, siento la brisa mansa sobre la piel. Despierto, me dejo arropar por los restos, jirones y harapos del sueño, que flotan alrededor de mi piel, y la siento erizarse según sopla el viento. Agradable sensación de estrenar piel y día al mismo tiempo.

He salido a buscar las regadoras, pues me he despertado con sed ajena, con sed de plantas, con sedienta empatía y la imagen de las plantas de mi jardinera asomada en la altura de mi atalaya. Pero antes de llegar a la esquina donde guardo las regadoras me arrebata la luz, blanca y de rasos y blondas, titilante blancura del sol sobre la mar. La lámina del mar fulge y dibuja en los extremos variaciones del azul, del gris acero, metafísicos matices que del marengo mudan a blanco fugaz o sombras de antracitas imposibles. Miro los verdes prados, las casitas, las calles silenciosas, las viñas abandonadas y los barrios de casas bajas que se extienden entre la atalaya y el mar. El cielo, blanquecino, invernal, metálico y desleído, y el sol apenas tibio.

Domingo dominguero. Ayer, pienso, a esta hora, estaba caminando bajo la ventisca, pisando nieve y barro cruzando el Pla de la Calma, en el Montseny, a 1.200m de altura. Hoy, miro el sol a la cara y el mar me abraza.

Día de ocio. Perrear y poco más.

Anuncios

3 Respuestas a “Sunday in Sitges

  1. Estando tu en el Pla de la Calma, el sabado estaba yo en Travessera, haciendonos los tres compañía mutua. Disfrutando de la buena educación de Eugenio y atendiendo a las ideas…. de Ester (para mi siempre sera Ester).
    A quin pais pots anar que en 3 horas tinguis neu i fred i canvias a veure el Mediterrani del blau que tots coneixem, inconfundible.

    Solamente es un apunte.

  2. elchicodelaconsuelo

    Sitges y Cambrils son dos lugares donde deberían hacerme una casa para cuando me jubile de tanto ruido.
    Me gusta pasear por la noche con la luna escondiendose tras la iglesia o sentarme viendo atardecer junto a las barcas.
    estoy añoroso de mar, en este rincón de tierra adentro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s